Cuando llega un cliente a nuestra “casa”, a nuestra oficina, y nos plantea que desea vender su inmueble, comenzamos a escuchar qué necesita e iniciamos el proceso para ayudarle en su gestión.

Y todo va bien… hasta que, nosotros, los “malvados” asesores inmobiliarios, pronunciamos esa temida frase que ningún propietario quiere oír: “¿Firmamos un contrato en exclusiva?”.

A los propietarios, sobre todo a la hora de vender su propiedad, le causa un poco de reparo, por no decir “rechazo”, dar la exclusividad de su inmueble a una sola agencia, quizá porque piensan que cuantas más opciones, mejor, o por cuestión económica o porque piensen que, si se firma un contrato en exclusiva con un agente, este va a dejar de gestionar correctamente su inmueble y la venta se va a alargar durante mucho tiempo.

Pero, realmente, eso no es así y trabajar en exclusiva con nosotros tiene muchas más ventajas de las que parece.

ENTONCES ¿POR QUÉ ACONSEJAMOS A NUESTROS CLIENTES TRABAJAR EN EXCLUSIVA CON NOSOTROS?

  1. Confianza. Se establece una relación de confianza muy necesaria entre el cliente y la inmobiliaria: estamos en contacto permanente con nuestros clientes, compradores y vendedores, para informarles de cómo se está gestionando su operación. Es una comunicación bidireccional porque, ante cualquier duda que tengan nuestros clientes estamos abiertos para que nos la comuniquen y poderles ayudar, de un modo ágil y eficaz. Tener un único interlocutor con el que hablar, y no muchos, o uno diferente cada vez, es muy importante a la hora de recibir información periódica sobre cómo se está gestionando la venta de la propiedad porque los datos que va a transmitir los conoce de primera mano.
  2. Acciones de venta. Trabajar con una única inmobiliaria permite establecer, en conjunto con el cliente, una estrategia de venta adecuada. Hacemos un estudio de mercado en relación a las propiedades en venta similares y establecemos un precio de acorde a las necesidades de nuestro cliente y al valor de mercado, gestionamos la documentación necesaria, nos encargamos de obtener el certificado de eficiencia energética, necesario para la venta, en caso de que nuestro cliente no lo tenga, valoramos y evaluamos los posibles compradores que nos pidan información acerca de la propiedad y nos ponemos en contacto con los más adecuados y gestionamos las visitas sin necesidad de que nuestro cliente esté y con toda la tranquilidad de que su inmueble siempre está seguro en nuestras manos.
  3. Líneas de publicidad y márketing de su inmueble. Nosotros nos encargamos de gestionar la publicidad y el márketing del inmueble del modo más eficaz. Hacemos un amplio reportaje fotográfico, montajes de video como escaparate del inmueble, lo publicamos dentro de los portales inmobiliarios más importantes como Fotocasa, Idealista o Habitaclia, y alguno más, donde utilizamos nuestros recursos profesionales para aumentar la visibilidad del anuncio y utilizamos nuestras redes sociales y nuestra web calibe.es para alcanzar mayor difusión. La inversión publicitaria es, en definitiva, mayor y más eficaz porque potenciamos los aspectos positivos del inmueble.
  4. Imagen de seriedad. Al final, trabajar con más de una agencia y tener publicado con cada una un anuncio del mismo inmueble, con precios diferentes incluso, no da buena imagen y genera una sensación de desconfianza al comprador interesado que ve el mismo anuncio, gestionado por diferentes asesorías, una y otra vez. Además, mantener la vivienda en asesorías o agencias diferentes hace que, al repetirse las peticiones de información, las molestias al cliente vendedor aumenten porque recibe la información duplicada por varios canales. Al trabajar con nosotros, la información se unifica y es seria y veraz y nos ayuda a poder defender los intereses de nuestros clientes frente a los interesados.
  5. Buen talante. Para nosotros la relación con nuestros clientes es muy importante y nos esforzamos por hacer nuestro trabajo del mejor modo posible, pero, algunas veces pasa, y, si “nuestra relación” no funciona, no es un “matrimonio vitalicio”. Transcurrido el período estipulado puede resolverse. Eso sí, mientras tanto, nuestros asesores utilizarán todos sus esfuerzos y herramientas solamente para que, ese inmueble que nos han confiado, esté bien gestionado y nuestro cliente bien informado de los avances. Y, como en los matrimonios, si hay algo que moleste a nuestro cliente o piense que se puede mejorar, nos sentamos y lo hablamos.
  6. Experiencia. Después de llevar más de treinta años trabajando en el sector inmobiliario, y de que nuestra empresa cumpliera en 2019 su veinte aniversario, la experiencia es algo que nos respalda. Conocemos como nadie el mercado inmobiliario, tanto residencial como industrial, y vamos a poner ese conocimiento a disposición de nuestros clientes

Cómo se puede ver, firmar una exclusiva con una inmobiliaria, no es algo tan malo porque ofrece, por lo menos en nuestro caso, que se cumplan unos estándares de calidad y aporta una serie de beneficios que, a veces el cliente puede no conocer, en realidad.

Y si te preguntas en quién puedes confiar “en exclusiva” para vender tu vivienda o local, solo tienes que leer las mayúsculas de nuestros seis puntos clave.