Muchas comunidades de propietarios se plantean actualmente la instalación de placas solares que supongan un ahorro económico. El autoconsumo colectivo, mejora la eficacia energética de la comunidad a la vez que se da paso a la implantación de un modelo de energía sostenible.

En el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid, nos informan de todos los requisitos necesarios para llevarlo a cabo y que pasamos a detallar hoy en el blog.

Para adoptar esta medida, es preciso tener el respaldo de los vecinos. En caso de que las placas solares sean para toda la comunidad, su instalación requiere que se vote en una junta de vecinos. En esta votación, se requerirá el voto favorable de la mayoría simple de los propietarios, que, a su vez, representen la mayoría simple de las cuotas de participación. En caso de aprobación, los costes de instalación y mantenimiento de las placas solares serán considerados como gastos generales y, por tanto, abonados de forma proporcional por todos los vecinos.

En el caso de que los paneles solares se instalen sólo para una parte de la comunidad, se requerirá un tercio de los votos a favor de la instalación y en este caso, EL GASTO NO REPERCUTIRÁ SOBRE TODOS LOS VECINOS, pudiendo hacer sólo uso de las placas, los que hubieran participado en el pago. Si posteriormente, algún vecino quisiera adherirse a su uso, tendrán que abonar una parte en concepto de instalación y mantenimiento.

TIPOS DE INSTALACIÓN PARA AUTOCONSUMO COLECTIVO.

Las comunidades de propietarios se pueden plantear varios tipos de instalación:

Para cubrir el consumo eléctrico de las zonas comunes del edificio ( ascensor, escalera, garaje…) La propiedad de la instalación corresponde a la comunidad d propietarios.

Para la viviendas y zonas comunes: cubrirá las necesidades del edificio además de distribuir energía a los hogares. La instalación de autoconsumo también será comunitaria.

Para las viviendas: la energía cubre el gasto que realizan los vecinos en sus hogares. La instalación será propiedad de de los vecinos que participen de ella.

Este tipo de instalaciones necesitan un contador que controle cuánta energía se genera y a quién se reparte.

¿Cómo se reparte los costes?

Una de las decisiones que debe adoptar la comunidad al instalar placas solares es cómo se va a pagar la instalación y cómo se va a distribuir la energía que produzca. En el acta de la junta de la comunidad de propietarios tiene que quedar registrado tanto el acuerdo de participación económica como el reparto de energía entre los participantes.

El criterio de reparto de la energía puede ser:

  • Según la potencia contratada por cada vecino en su domicilio.
  • Según la participación de los costes de la instalación.
  • En función de la cuota en la comunidad de propietarios.

Sea cual sea el reparto, deben firmarlo todos los implicados.